• Estimadas y estimados Donostiarras, ya es 2016

    Estimadas y estimados Donostiarras, ya es 2016

    Este año somos sede de la Capital Europea de la Cultura. Nuestra ciudad será un ejemplo para Europa de la capacidad para convivir y la participación de los ciudadanos.

    Donostia es Capital Europea de la Cultura. Es un año importante para nuestra ciudad, que representa, sobre todo, una oportunidad. Afrontamos el reto de aprender a convivir mejor a través de la cultura. Un reto colectivo apasionante.

    Somos una ciudad rica en valores. La gente de esta ciudad siempre ha tenido iniciativa y capacidad para convertirla en un lugar próspero en el que merezca la pena vivir y disfrutar. Y nuestra capacidad para convivir es clave para ello.

    Convivir es saber vivir con. Vivir en armonía con aquellos que consideramos diferentes, tejer nuevas alianzas, gritar menos y escuchar más, abrirnos a nuevas propuestas, desprendernos de posiciones dogmáticas, complejos o sectarismos y usar más verbos como cooperar, ayudar, apoyar o facilitar… Y todo sin renunciar a lo que somos.

    Hoy en nuestras calles se escuchan idiomas y se ven diferentes culturas. Donostia / San Sebastián cambia, el mundo cambia, pero la esencia permanece. Una identidad rica, propia, enriquecida con lo que aprendemos y añadimos con cada uno de estos intercambios.

    Si me preguntaran qué me gustaría que quedará en Donostia como herencia de la capitalidad cultural de 2016, lo tengo claro: una cultura compartida de convivencia. Una ciudad más abierta, plural y acogedora. Solidaria y generosa. Una Donostia agradable y habitable.

    Desde la Fundación Donostia / San Sebastián 2016 se ha trabajado intensamente para desarrollar una programación de calidad y desde el Ayuntamiento se viene realizando un especial esfuerzo para que la ciudad esté bien preparada. Ha sido un trabajo compartido que se ha realizado a lo largo de muchos años y que como Alcalde, quiero reconocer a los que me precedieron, Odón Elorza y Juan Karlos Izagirre.

    2016 va a ser un año en el que creceremos en eventos, en turismo y en visibilidad para nuestra ciudad. Que situará en el mapa a nuestro territorio, a nuestra cultura y a nuestra lengua, el euskera. Pero sobre todo, va a ser una oportunidad para mejorar. Juntos.

    Por todo ello, tenemos que aprovechar esta gran ola de energía y remar de forma conjunta para llegar a nuestras metas. Si lo hacemos con ilusión, como sabemos hacerlo en Donostia, estoy seguro de que el año que viene cantaremos aún más alto “Donosti bat bakarra munduan!”

    Gora Donostia!

    Dejar comentario →

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies